Presentaciones y saludos

Al presentarse, los holandeses dan la mano y dicen su nombre (o nombre y apellido). Si uno está sentado, es de buena educación levantarse para dar la mano. Los holandeses usan una sola mano y el apretón no dura más allá de unos segundos. Preséntese usted mismo si no hay nadie que lo haga por usted. A los holandeses les resulta grosero que la gente no se identifique.

 

Los holandeses suelen dar tres besos en las mejillas al reunirse con amigos y familiares. Las mujeres besan a otras mujeres y a los hombres, mientras que los hombres besan a las mujeres y estrechan la mano a otros hombres.

 

Está bien visto saludar a desconocidos en lugares silenciosos, sobre todo en el campo. Ese saludo suele estar limitado a un breve gesto o a un simple “hola” y no requiere conversación.