Conversaciones

Los holandeses son directos al hablar y siempre establecen contacto visual. Esto puede resultar un tanto intimidatorio para los extranjeros, especialmente para aquellas culturas en las que las conversaciones se desarrollan con el máximo cuidado y educación, pero los holandeses prefieren comunicarse de esta manera. Este hecho se hace aún más patente en el ámbito de las relaciones empresariales.

 

Apenas existen temas tabú, siempre que no se entre en detalles. Los asuntos personales de cada cual son privados, a menos que la persona en cuestión desee hablar de ellos.

 

El neerlandés es un idioma sumamente difícil de dominar. Cualquier intento de hablar neerlandés con un nativo puede tener como resultado una respuesta en inglés. Los holandeses tienen fama de ser buenos con los idiomas extranjeros. Según las encuestas, alrededor del 85% de los holandeses sabe hablar inglés relativamente bien aunque con un marcado acento. La fluidez varía de persona a persona, naturalmente.

 

¿Le gustaría saber más sobre el idioma neerlandés? ¿Se atrevería a aprenderlo por su cuenta? Esta página web le puede resultar interesante.