Una de las expresiones inglesas más conocidas es “to go Dutch” (“pagar a la holandesa”), que no es otra cosa que pagar la consumición propia cuando se está en un bar o restaurante con más personas (en vez de que una sola persona pague toda la cuenta). Si bien se considera de mala educación en algunos países, es una práctica común en los Países Bajos. Por cierto, en neerlandés esto se conoce como “Sam Sam” que, casualmente, es el nombre de un popular restaurante de Enschede.

 

¿Qué otras costumbres conviene tener en cuenta en los Países Bajos? No es descortés preguntar por las reglas básicas de conducta pero los holandeses valoran que los extranjeros tengan conocimientos generales sobre sus costumbres y usos.