Enschede se encuentra a poca distancia de la frontera oriental entre los Países Bajos y Alemania, a una hora y media de Ámsterdam por carretera (aprox. 160 kilómetros). La ciudad ocupa una posición central y ejerce de punto de unión natural entre ambos países. La Cuenca del Ruhr, la zona industrial más importante de Alemania, queda a tan solo 100 kilómetros de distancia. Además de todo lo que tiene que ofrecer de por sí, Enschede goza de la ubicación ideal para un viaje (de negocios o de placer) combinado a los Países Bajos y Alemania.

 

A Enschede se puede acceder fácilmente por carretera y desde cualquier dirección mediante dos autopista: la A35 y la A1. Esta última es una de las principales rutas de acceso a Alemania. En comparación con las ciudades del oeste de los Países Bajos, se tarda muy poco en llegar al centro de Enschede.

 

No solo es muy fácil llegar a Enschede en coche, sino que el transporte público es fiable y excelente. Aquí encontrará más información sobre cómo viajar a la ciudad y desde ella dentro de los límites municipales usando el transporte público. También podrá saber más sobre rutas ciclistas, uno de los pasatiempos favoritos de los holandeses.