Enschede es una acogedora ciudad que resulta idónea para las compras ya que reúne la más amplia gama de tiendas en la zona este de los Países Bajos. Su mercadillo semanal no solo atrae a un gran número de visitantes de la zona, sino también a aquellos que viven al otro lado de la frontera alemana. El centro de la ciudad tiene mucho que ofrecer para un día de compras. Una agradable mezcla de grandes almacenes, boutiques y establecimientos de restauración. Aquí encontrará todo cuanto necesite en lo referente a moda, nuevas tecnologías, decoración y tendencias.

 

¿Le apetece beber algo o tomar un bocado durante su día de compras? En pleno centro de la ciudad encontrará De Oude Markt (Plaza del Mercado Viejo), la plaza pública más agradable de todo el país. La iglesia Grote Kerk (la Iglesia Grande) está rodeada de cafeterías, restaurantes, bares y discotecas. En los calurosos días de verano las terrazas se llenan en un abrir y cerrar de ojos de gente que disfruta del sol y de alguna bebida. Por la noche, los bares y restaurantes son un lugar inmejorable para socializar y pasar un buen rato.