Enschede es toda una ciudad musical. Su Nationaal Muziekkwartier (Distrito Nacional de la Música) pone a su disposición una escena musical y teatral sin par. En él se reúnen seis instituciones culturales bajo un mismo techo: el Wilminktheater, el Muziekcentrum Enschede, la sala Atak, la Nationale Reisopera y la Orquesta Sinfónica de los Países Bajos. Entre todas ellas ofrecen una gran variedad de música clásica y contemporánea, rock, musicales, soul y jazz. La extraordinaria combinación de cobre y cristal hace del Muziekkwartier un auténtico punto de interés arquitectónico.

 

La ciudad de Enschede cuenta además con otros teatros y salas de cine más pequeños e íntimos. Las numerosas galerías y exposiciones de arte, que reflejan todas las variantes de artes visuales, completan su diversidad cultural.

 

Puede obtener más información sobre actividades culturales en www.uitinenschede.nl/kunst-en-cultuur/ (solo disponible en holandés).